Me violó mi novia

group of women in jail

Sí, soy Hombre y me violó una mujer, mi novia.

Mi primera experiencia sexual fue una violación por parte de mi novia, yo no quería, no estaba preparado, no era el lugar que pensaba ni la persona con la que quería, ahora pensándolo más llego a esa conclusión.

Desde que la conocí, ella 1 año mayor, más experimentada en el ámbito sexual y de drogas, nunca me dio la confianza para soltarme y entregarme, sentía que la quería, sin embargo no estaba preparado.

Con reprimendas como: ¿Cuándo tendremos sexo?; Parezco el Hombre de la relación» ; «¡Pareces mujer!» ; «Tendré que buscarme a otro» no ayudaba a tener la confianza, empatía y disposición a hacer el amor, que es lo que quería hacer, ojalá en una cama, privacidad, velas o algo romántico.

Resulta que en un parque, cercano a la casa de mis padres, ella no aguantó y comenzó a tocarme, que lo hicimos un par de veces anteriormente, pero está vez ella quería terminar de otra forma.

Cuando sentí que iba más allá le dije que no quería, menos en un parque, no quería, ella insistió, me bajo los pantalones, sin mediar una caricia, palabras de confianza, guiarme en mi primera vez se subió en mi cuerpo petrificado, lleno de emociones entre miedo y angustia, me arrebató mi primera vez.

No quería y con eso bastaba para parar, NO es NO, para un hombre es igual de difícil que para una mujer, pero para un hombre es diferente en la percepción de la sociedad, cuando a veces lo cuento preguntas como: ¿Se puede violar a un hombre?, ¿No querías, por qué?, ¿Cómo te violó si tuviste una erección? o mi favorita: ¿Eres Gay? .. da a entender lo poco comprendido y que poco se habla de las violaciones a los hombres.

Me tomo más de 10 años asimilar que mi primera experiencia fue una violación cuando se lo conté a mi hermana, primera mujer a la que se lo exponía, y me lo hizo ver.

Desde esa experiencia tuve problemas sexuales como eyaculación precoz, poca seguridad en mi y baja autoestima lo que me llevo a tener sexo con potenciadores o inhibidores para «rendir» abusando de el alcohol y drogas hasta hacerme adicto. (Rehabilitándome)

Un punto no menor, dejar ir una mujer buena que estaba dispuesta a ayudarme pero ya era tarde, era un adicto y no lo ví.

Cree una inseguridad que no me dejo tener relaciones sanas, siempre estaba reafirmándome con las parejas o compañeras con las que estaba sexualmente, en el momento que yo sintiera que estaban satisfechas o me lo decían, buscaba otros desafíos sexuales involucrándome con prostitutas, estar con hombres, acercarme al mundo BDSM resultado de una constante reafirmación sin fin.

Estás letras las escribo desde un centro de rehabilitación de drogas, la violación, mi baja autoestima, mi eterna reafirmación son algunos factores para que así sea, afortunadamente mi tema sexual se sano cuando entendí que buscar reafirmación con otros no era el camino, ni que el orgasmo sea una confirmación de un buen sexo, con mindfulness aprendí a conocerme, quererme, aceptarme y agradecer.

De una violación no resulta nada bueno, sin embargo, resignifico mi experiencia y tomo lo bueno que me dejo … nunca hacer lo que me hicieron, tener empatía con mi compañera, respetarla y que las primeras veces sean bellas y mágicas, dignas de recordar.

Deja un comentario

Blog at WordPress.com.